Stories

Bienvenido a las historias de Equilibrium

Categorías +

31 mayo
3 Minutos

Beneficios del yoga en pareja

Si aún no has probado el yoga en pareja es porque no conoces todas las ventajas. Te contamos por qué esta disciplina resulta más fácil si la practicas acompañado/a

¿Has probado a practicar yoga en pareja? Si practicar yoga de forma individual te aporta beneficios a nivel físico y mental, realizarlo en pareja te ayudará a fortalecer la relación. El yoga en pareja se convierte en una perfecta herramienta de conocimiento mutuo.

Practicar yoga acompañado/a requiere olvidarse de uno mismo, empatizar con la otra persona y alcanzar una armonía

Partiendo del Hatha yoga, el yoga en pareja se basa en una sucesión de diferentes posturas de estiramiento, ejercicios de respiración y técnicas de relajación que te permitirán equilibrar tu energía con la de tu pareja y pasar más tiempo juntos.

5 beneficios del yoga en pareja 

1

Refuerza la confianza. A nivel mental, practicar yoga aporta un estado de relajación que facilita el diálogo de temas que quizá en estado nervioso no se abordan con la misma serenidad. A nivel físico, cuentas con tu compañero/a para aguantar algunas posturas consiguiendo un equilibrio y apoyo mutuo.

2

Mejora la paciencia. Practicar yoga acompañado/a requiere olvidarse de uno mismo, empatizar con la otra persona y alcanzar una armonía. Además, es posible que no todas las posturas salgan bien a la primera ni a la segunda, por lo que es necesaria la perseverancia.

3

Conocer nuevas virtudes y limitaciones. Al practicar yoga juntos podéis descubrir facetas que desconocíais el uno del otro y apoyaros mutuamente para mejorar.

4

Aumenta la coordinación. El yoga en pareja es cosa de equipo, los dos tendréis que incrementar vuestros esfuerzos para lograr un equilibrio.

5

Disfrutar de un momento diferente. Compartiréis risas y momentos únicos. ¡La diversión está asegurada!

Yoga en pareja

La finalidad del yoga es conseguir conectar el cuerpo y la mente, concienciar a la persona de sus extremidades, de su respiración, de sus necesidades. Al practicar yoga en pareja los cuerpos deben buscar convertirse en uno solo y es así como se consigue la conexión y la complicidad mutua. 

Cómo iniciarse en el yoga en pareja 

La especialista en yoga de pareja, Harmony Hannigan, asegura que “el yoga en pareja se puede practicar sin experiencia previa en yoga, ya que hay posturas y técnicas muy sencillas que transmiten igualmente la esencia de la práctica y aportan beneficios inmediatos”.

Para iniciarse, Hannigan considera que se debe tener en cuenta el grado de habilidad física de cada persona y trabajar desde sus posibilidades. La práctica de yoga en pareja te permite escuchar el cuerpo de tu pareja y respetar sus necesidades.

El maestro de yoga Jivan Vinod, por su parte, considera que las posturas de yoga en pareja están pensadas para “encontrar el Samadhi, el estado de consciencia donde todo está en armonía; cuerpo, mente, espíritu siendo uno solo, una consciencia solo hay amor”.

Respiración en pareja

Para relajarse y entrar con buen pie a la sesión de yoga, es muy importante prestar atención a la respiración. Para comenzar, sentaos los dos sobre la esterilla, tocando espalda contra espalda y con las piernas en postura de loto. Estirad los brazos hacia atrás para colocarlas sobre los muslos del otro y respirad profundamente. También podéis practicar la respiración con estiramientos de pie.

Encontrar el Samadhi, el estado de consciencia donde todo está en armonía; cuerpo, mente, espíritu siendo uno solo, una consciencia solo hay amor


Jivan Vinod

Desde la postura anterior, probad a hacer un ejercicio de torsión girando hacia vuestro lado izquierdo. Seguidamente, colocad vuestra mano derecha sobre la rodilla izquierda y la mano izquierda sobre la rodilla derecha de vuestra pareja. Recordad que debéis tener la espalda recta, el coxis hacia el suelo y los hombros separados de las orejas.

Posturas de yoga en pareja para principiantes 

Postura doble del perro: consiste en que los dos realicéis la postura del perro hacia abajo, pero uno de los dos debe colocarse más adelantado y con los pies encima de las caderas del compañero. También existen variantes un poco más complejas como la de la imagen:

Yoga en pareja

Postura doble flexión hacia delante: sentaos los dos frente a frente con las piernas extendidas. Elevad los brazos hacia el frente e inclinaos hacia delante para alcanzar los hombros del otro y trabajar la flexibilidad. También podéis estirar la espalda practicando esta postura de pie, uno frente al otro con las piernas separadas y los brazos en los hombros del otro.

Yoga en pareja

El yoga en pareja se convierte en una perfecta herramienta de conocimiento mutuo

Postura doble árbol: debéis colocaros uno al lado del otro y sin dejar de mirar hacia delante, rodearos con los brazos que quedan entre vosotros. Doblad la rodilla externa hasta colocar la planta del pie en la parte interna del muslo. Con esta postura, practicaréis el equilibrio y fortaleceréis las piernas.

Yoga en pareja

Si prefieres asistir a clase para empezar con la práctica de yoga en pareja, pero no sabes con quién asistir no te preocupes, las clases de yoga en pareja también están pensadas para asistir en solitario. Una vez allí, el instructor asignará las parejas según su nivel y condición física a las personas que estén desparejadas.

Namasté ☺

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'remove_website_field' not found or invalid function name in /usr/home/perfectbalance.training/web/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287

Déjanos un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada